Una Conversación con el Ajax

El Ajax vuelve a una final europeo tras muchos años lejos de su aristocrática posición entre la élite del Continente. Con un entrenador sin pasado en el Ajax, con una generación de chicos sin casi experiencia competitiva y tras una temporada que se complicó mucho nada más comenzar, el conjunto holandés ha conseguido dar la sorpresa gracias, en parte, a que el proyecto del club no comenzó en verano, sino mucho antes. De todo esto, desde el trabajo de Frank de Boer al de Peter Bosz pasando también por las apariciones de Kasper Dolberg o Davinson Sánchez, pudimos charlar con Tomàs Martínez Pés.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Me gustó mucho una reflexión que lanzó Albert Morén recientemente acerca de cómo, en realidad, este éxito del Ajax en 2017 no ha sido una consecuencia inmediata de una “vuelta a los orígenes”. Esta reformulación del proyecto existe, pero desde hace ya un tiempo. Es verdad que ahora ha cosechado su primer gran impacto europeo, que lo lidera un equipo muy joven y con bastante potencial, pero el Ajax de Amsterdam lleva años tratando de adaptar su ideario a un fútbol contemporáneo que no sólo a nivel táctico, sino también a nivel socioeconómico, le ha ido obligando a cambiar ciertas cuestiones.
Repasando partidos, sobre todo de Europa League, me he encontrado con un Ajax de Bosz menos potente de lo que pensaba. Es cierto que tiene mucha calidad, que la propuesta colectiva demuestra mucha personalidad, que la juventud del equipo transmite sensaciones muy positivas… Pero también me parece que el camino del Ajax en la propia EL ante Copenhague, Schalke y Lyon muestra a un equipo que demuestra ser mejor sin prácticamente nunca ser superior. No sé si me explico…
Es que en el apartado defensivo la idea de Bosz es montar un bloque medio-alto en forma de 4-5-1 en la que van saltando los cinco hombres del medio según la zona del campo en la que el rival tenga la pelota. Pero al final esto, más que algo colectivo, parece una serie de esfuerzos individuales. Porque el Ajax de Bosz corre mucho, hacia todos lados y en todo momento. No tengo tan claro que corra bien, precisamente creo lo contrario, pero su presión ha marcado diferencias en Europa League.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Bosz decía en una entrevista que la regla de “los tres segundos” que tiene el Barcelona para recuperar el balón en su caso debía ser de cinco, porque no son tan buenos, no pierden la pelota con tanta calidad y, por ende, no pueden ordenarse tan bien. Y lo hacen, les sale bien y, por eso, luego en ataque pueden mostrar con aún más efectividad esa capacidad que tienen la mayoría de sus futbolistas para pasar, desbordar y, sobre todo, conducir hacia portería. Porque no son solamente los tres atacantes, sino también ambos interiores. Igual a nivel coral con el balón tampoco es un equipo trabajadísimo en cuanto a fluidez se refiere, pero gracias a esta presión brilla lo mejor que tiene: el talento individual.

El Rey de Dinamarca

El Ajax de Peter Bosz probablemente no sea el más tajante de los últimos que ha dado a luz el club de Ámsterdam. Marcado por una juventud asumida como nuevo camino posible, pero este curso llevada a extremos históricos, el actual ciclo holandés es uno que descansa sobre los planteamientos de un cambio que dura años pero que a nivel particular representa un proyecto de creación muy reciente. Es ímpetu, ilusión y estímulo, con unos pilares más preparados para el terremoto que para la erosión del día a día, cuya puesta en escena grupal, a priori, presenta menos credenciales de las que por momentos presentó durante los últimos años. Sin embargo, de los recientes este es el Ajax que más lejos ha llegado en Europa, apoyado en parte en la mayor veracidad que individualidades como André Onana y Kasper Dolberg le han dado en las áreas. En el juego manda menos, pero en el gol se impone más. Hoy la esperanza de resistir mirará hacia el ex blaugrana, y la ilusión por una victoria que sería histórica, hacia el punta.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Kasper Dolberg es el delantero centro del Ajax, y lo sería aunque jugase en otro equipo. Luciendo los colores de una camiseta distinta, resultaría inevitable abordar su lugar en el mundo y su desempeño sobre el terreno de juego, sin referenciar previamente la tradición estilística y conceptual que tantos otros nueves han representado en el club de Ámsterdam. Desde Marco van Basten hasta Klaas-Jan Huntelaar, pasando por Dennis Bergkamp, Kanu, Kluivert o Zlatan Ibrahimovic, cada uno desde niveles y suertes diferentes, han encarnado una forma de entender al delantero centro que en el Ámsterdam Arena hace norma de la excepción.

Delanteros que no son falsos, pero a quienes además de la relación con el área se les reclama una implicación constante con el juego, intimando con la frontal y la descarga para convertirse así en elementos de respiro y creatividad en el frente de ataque. Delanteros que además de ser fin, sean principio.

Kasper Dolberg no se escapa de la tradición, y desde su particular funcionamiento como hombre más adelantado del equipo, representa en el Ajax de Peter Bosz esta doble función de puño y mano extendida. Garante en el juego de espaldas aunque no siempre tan contundente imponiéndose en su parcela como su porte distinguido podría hacer pensar, el de Silkeborg ejerce de permanente opción de salida para quienes forman por detrás de él.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Tanto como punto de inicio para la transición -recibiendo en mediocampo de parte de una defensa empujada hacia atrás-, como con el equipo asentado ya sobre la mitad contraria, Dolberg es un vértice al que el juego busca como impulso. Hábil anticipándose al defensor a la hora de recibir el pase, batalla que hoy no deberá librar con otro experto en este arte como es Eric Bailly, la paleta de opciones que pone en funcionamiento a partir de la recepción es muy amplia. Habitual del primer toque, en ella sobresalen tanto la devolución de cara para el compañero, la activación de las llegadas de segunda línea entrando al espacio que su arrastre ha generado o la apertura a unas bandas desde donde el balón, en pies de laterales o extremos cuando el desbordante Justin Kluivert no lo remedia, habitualmente suele regresar al centro.

El Bayern

La empresa será complicada. El Bayern de Múnich deberá remontar la desventaja del duelo de ida ante el vigente campeón, y hacerlo en un escenario en el que no gana desde hace 17 años. La última vez que el cuadro bávaro se impuso en el Santiago Bernabéu fue en mayo de 2001, en la antesala de su cuarta Copa de Europa. Así las cosas, esta será la 26º vez que Europa acogerá su clásico partido por excelencia; y el registro, hasta antes del uno a dos de la ida, no podía estar más igualado: 11 victorias para el Bayern, dos empates y 11 triunfos blancos; de los cuales, disputados en la Castellana, el Real Madrid contempla un balance de 9V/1E/2D; idéntico al 9/1/2 del Bayern hasta el pasado miércoles.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
El Real Madrid consiguió escapar vivo del Allianz tras completar, eso sí, su peor partido en la Champions desde aquel dos-cero del Wolsburgo en Alemania. El Bayern, fiel a su idiosincrasia desde la llegada de Jupp Heynckes, se impuso en todos los guarismos que tienen que ver con el juego salvo en uno; el que todavía hoy sigue marcando la diferencia en este deporte. El cuadro teutón controló el ritmo del partido, la posesión, las ocasiones y los balones al área, pero no hubo manera. El Bayern de James y Ribéry fue incapaz de tirar contra la lona al Real Madrid de Sergio Ramos, Varane, Marcelo y Asensio. Fue, como reconocería el capitán tras el encuentro, como en aquella película de Chaplin en la que el protagonista, tras caminar sobre el alambre, bajó, se sacudió el polvo, se colocó la chaqueta y se marchó de espaldas haciendo una reverencia: “Sabíamos lo que nos íbamos a encontrar. La Champions tiene eso. Esperan que ganemos 0-3 pero iba a ser difícil; ahora falta rematarlo en casa, todavía no hemos hecho nada”.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
El partido en el que cualquier otro ogro de la competición, en condiciones normales, jugando en casa, hubiese ganado –quién sabe si goleando- y dado así un paso al frente por el pase, el Bayern no solo no venció, sino que para colmo se marchó perdiendo. Y ya no solo es el hecho de apagar las luces y ver tu nombre por debajo en el marcador, sino la cara que se te queda cuando, aun siendo infinitamente superior a tu rival, no sabes muy bien cómo ni por qué eres tú el que aquella noche vuelve a acabar pringando. Todo aquello que no se ve, pero que todos saben que siempre está ahí, será, además de los once que elija Zinedine Zidane para el partido, lo que el Bayern de Múnich deberá controlar esta noche en su visita a Concha Espina si, a diferencia de hace siete días, no quiere ser quien se vuelve a quedar fregando mientras los demás celebran. Y encima, para más inri, en una casa que no es la suya.
Ahora bien, si el Bayern de Múnich ha de completar la gesta, la ocasión, por cómo han venido desarrollándose las cosas, parece la más idónea.

Una sala de prensa

ESTAR SIEMPRE JUNTOS
Ernesto Valverde: “Me siento muy contento, hemos conseguido lo que hemos perseguido desde hace tiempo. Los que estamos dentro del club tenemos que aportar lo que creemos que es bueno para el equipo. He tratado de que el equipo esté junto en las dificultades. Hemos ganado la Liga con cuatro partidos de margen pero en el mes de agosto, en el primer partido con el Betis, acabábamos de perder la Supercopa y no estaban las cosas tan bien. El ambiente no era el mejor, nadie podía imaginar que llegáramos a mayo así. La idea era estar juntos para todo: para lo bueno, para lo malo, para atacar y para defender”. Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Y así fue. El Fútbol Club Barcelona se ha proclamado campeón de Liga sin demasiadas noticias positivas y esperanzadoras en el arranque del campeonato. El técnico culé ha comentado, a lo largo de esta temporada, la importancia de estar juntos en todas las fases del juego, una de las claves que han explicado la solidez, el concepto más cercano y próximo a la realidad del campeón. El sistema dotó al Barça de una gran estabilidad y fueron Leo Messi y un mejorado Luis Suárez los que se encargaron de desequilibrar el marcador. Umtiti o Ter Stegen, y también un gran Busquets, compartieron galones para dar forma a un Barça que, a falta de cuatro jornadas, levanta el título estando, por el momento, invicto.
CONFIANZA ANTES QUE RESULTADOS
Paco López: “Desde el primer día les dije que fuesen atrevidos, que la confianza no nos la iban a dar los resultados. Si esperábamos a que los resultados nos dieran la confianza, íbamos mal. Que tenía que ser al revés: que los resultados llegan con confianza. Que tenían toda mi confianza para que, dentro del orden colectivo a nivel táctico que queremos los entrenadores, demostraran su nivel futbolístico porque les dije que todavía podían mucho más de lo que estaban dando. Y así me lo han demostrado.”
El mensaje es fundamental cuando un entrenador llega a un nuevo vestuario que está completamente vacío de confianza, con un estado de ánimo escaso y el autoestima por recuperar. En situaciones de urgencia, los equipos que luchan por la salvación persiguen un resultado que active el día a día y genere confianza. Sin embargo, Paco López, que ha logrado reconducir la nave levantinista con 6 victorias en ocho partidos, transmitió un mensaje diferente. Le dio la vuelta a la secuencia resultados-confianza y logró que el equipo despegar para ser sólido y atrevido a la vez.
MÁS IDEA QUE SISTEMACamisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Javi Calleja: “También hemos tenido confianza con diferentes dibujos dentro del campo, y ahora estamos en un momento de máxima confianza, se transmite la alegría y descaro. Cheryshev y Samu nos están dando mucho por fuera, son muy verticales, hacen preocuparse a las defensas rivales, liberando a la gente de dentro, como Bacca y Raba. Y hay que seguir trabajando, depende del momento elegiremos un sistema u otro pero siempre lo digo, creo más en las ideas que en los sistemas.”
El Villarreal de Javi Calleja ha modificado su sistema, dando paso a un 4-2-3-1 tras jugar con un rombo en mediocampo y posteriormente con un 4-3-3. Son ahora las bandas los que están dándole amplitud al sistema castellonense, dejando espacio a Raba y cierta libertad a Trigueros junto a Rodri. Y es que la velocidad y la capacidad para atacar con rapidez es una de las señas de identidad del Villarreal, por encima del dibujo empleado.